Estaban a punto de morir y las enfermeras le concedieron este deseo

El veterano de la guerra Trent Winstead estaba a pocas semanas de su 64 aniversario con su esposa Dolores cuando cayó gravemente enfermo y tuvo que ser trasladado al hospital.

Según el Daily Mail, los tratamientos renales de Trent habían comenzado a debilitar su corazón y al final terminó en cuidados intensivos. Dolores y los dos hijos de la pareja miraban impotentes mientras su condición empeorabay no sabían que hacer.

Luego, en la noche del 7 de diciembre de 2016, Dolores empezó a desarrollar dolores de cabeza al estar de pie junto a la cama de su marido. Más tarde, ella comenzó a vomitar. 800-x-419-canvas-18Muy pronto, los médicos se dieron cuenta de que Dolores, de 83 años, había sufrido un severo aneurisma cerebral en el hospital y también tuvieron que internarla. “Simplemente pídanel a Dios que se despierte”, dijo a sus hijos, según el Washington Post. “Él puede hacer que un milagro ocurra”.

Anuncios

“No sé con quién me voy a sentar en el sofá y ver las noticias”, agregó. Al darse cuenta de que las cosas se veían bastante mal para Trent y Dolores, el personal del hospital se reunió e hizo algo fantástico. 3b988b3000000578-4061820-image-a-4_1482501587228Arreglaron las cosas para que la pareja estuviera en la misma habitación. Incluso pudieron unir las camas de la pareja para que estos pudieran tomarse de las manos. El personal del hospital nunca había hecho esto antes. Luego, dos días después, Dolores murió.

Eddie, uno de los hijos de la pareja, informó a su padre. El anciano respondió dando un beso a su esposa. Horas después, el anciano también murió. En una entrevista con el Washington Post, la hermana de Eddie, Sheryl, dijo: “Dado que ella se había ido, él simplemente no podía soportarlo. Lo vimos morir. Murió de corazón roto.

Check Also

trozos

¿Sabías cuántos trozos de cucaracha contiene tu chocolatina? No te lo imaginabas

¿Habías escuchado el chiste de los trozos de cucaracha en la barra de chocolate?: “¿Mamá …

Close